comprar sabanas

Y ya no pude recordar nada más. La luz se apagó y pude descubrir que no había nada a mi alrededor. No pude gritar, mi última mirada fue para observar una pierna desgarrada entre sus dientes, y la nada. Hubiese querido no saber que mis nervios lo atraerían más a mí, que las vibraciones de […]