sabanas zara home rebajas

Nunca nadie volvió a contar nada. No nos importaba nada ni nadie, sólo nuestro más íntimo placer (tampoco me importaba si tu disfrutabas o no, sólo quería que me penetrases como si fuese la mujer más maravillosa del mundo). Ella también le besa con fuerza, quizá distrayéndole del propósito principal de la noche. Esta noche […]