juego de sabanas baratas

Más calor. Fue tu soplido en mi cuello. Por el cuello se deslizaban las gotas de sudor, las cuales se perdían entre sus pechos que se movían rítmicamente. Entonces para doblar este tipo de sábana, tienes que tomar una de las esquinas ajustables y la llevas hasta la otra esquina, de modo que te quede […]