Asegúrate de tener suficiente espacio y una superficie plana, como una cama o una mesa, antes de empezar a doblar. Si tenés poco espacio en casa, organizá tu armario y los cajones. A pesar de esto, a lo largo de dicha pared, se encuentra una zona sobresaliente, con inclinación y espacio suficiente para que los turistas puedan subir a la cima. Nuestra antigüedad nos da una experiencia que día a día ponemos al servicio de nuestros clientes. Así que doblala normalmente. Las sábanas que no se guardan correctamente además de abultar más acaban presentando unas arrugas que una vez puestas impiden que luzcan bien. Las sábanas de invierno se fabrican en todos los tamaños de cama, si tienes una cama con medida especial podrás encontrar fácilmente una sábana adecuada para ella. La forma natural de la sábana te ayudará a doblar las esquinas. Sujetá las esquinas de la sábana a lo largo, colocando la mano en dos esquinas adyacentes, para que las costuras queden afuera. 1. Ahora, dobla la sábana en tercios a lo largo, colocando un lado largo en el centro y luego el otro.