Estos resultados fueron publicados en las revistas especializadas de medicina con revisión de árbitros internacionales, a diferencia de las afirmaciones del Dr. McCrone cuyos resultados sólo los publicó en la revista “The Microscope” que él mismo edita. Su hombro derecho está severamente lastimado indicando que cargó un objeto pesado sobre él. Sus muñecas y pies presentan lesiones y hemorragias que corresponden a la crucifixión romana y tiene perforado el costado derecho por un objeto del tamaño y forma de las lanzas usadas por el ejército romano. Y fuera, en la calle Recta, una ruidosa chiquillada del colegio franciscano se apresta a subir a unos desvencijados autobuses Scania, auténticas chatarrerías ambulantes de cuyo techo cuelgan flores y racimos de uva de plástico. Ante todo debemos tomar en cuenta que estamos ante un hecho que va más allá de una explicación racional. Sobre este punto es en el que se han hecho más estudios.